22/8/08

El misterio del Santuario de la Virgen de la Cabeza

Desde el principio de la Guerra Civil, Andújar, como el resto de la provincia de Jaén, se había decantado por el bando republicano, por lo que sufrió los constantes bombardeos por parte de la aviación nacionalista.

Ante este panorama de guerra, los Guardias Civiles de toda la provincia, proclives al alzamiento, se concentraron junto con sus familias en el santuario de Nuestra Señora de la Cabeza. El capitán Santiago Cortés González tomó el mando del grupo y se declaró rebelde a la causa republicana, ya que pensaba que las tropas de Marruecos, en su marcha a Madrid elegirían la ruta de Despeñaperros (el santuario estaba en este camino), y así le sería fácil unirse a ellas. Pero Despeñaperros fue ocupado por los mineros de Linares y de La Carolina, quedando el santuario aislado de la zona nacional. A partir de entonces, fue asediado este puesto por el ejército republicano. El Capitán Cortés, que realizó una heroica resistencia, escondió la imagen de la Virgen de la Cabeza para evitar que fuera profanada, y de hecho aún no ha sido encontrada.

Mientras tanto, Queipo de Llano, al mando de una parte de las tropas nacionales, preparó una operación que sirviese para ocupar la zona olivarera de Andújar a Martos, y liberar a los Guardias Civiles encerrados en el santuario, suprimiendo de esta manera el entrante republicano en zona nacional. Tomó la iniciativa el día 6 de marzo, pero llegó demasiado tarde, ya que el enclave nacional fue aniquilado entero por las tropas republicanas el día 1 de mayo de 1937, cuando el capitán Cortés fue herido (murió a los pocos días). Los combatientes fueron hechos prisioneros, y las mujeres y los niños fueron evacuados a la retaguardia.

3 comentarios:

El profeta Azul dijo...

tu blog es mejor que el de los sabios pero no tanto como para leerlo

Elisabet dijo...

A mí si me gusta leerlo, me parece muy interesante, esta historia de la Virgen de la cabeza si que me la sabía, claro me pilla de lleno. ¿Donde escondería la imagen? yo creo que nunca aparecerá. Un beso y sigue buscando misterios.

Rosi Amaro

Anónimo dijo...

¿Donde esconder algo cuando no puedes salir por que te matan?

- No tenian materiales de construcción.
- El agua era imprescindible para su vida.
- No tenían escaleras para llegar al techo.
- No tenian herramientas adecuadas.
- Si prevees que pueden demoler el lugar ¿cual es el mejor lugar?.

Está claro: Bajo el suelo de los cimientos en un zulo.